Historia

aniseta

Licores Aniseta

En el año 1925, los hermanos Vicente y Juan Ferrer Roig, fundan la Fábrica de Licores Aniseta. Desde hacía ya unos años, junto con sus padres, llevaban una tienda de comestibles en el antiguo barrio de la Marina de Ibiza, en la cual tenían diversas representaciones de bebidas. De ahí la afición por este mundo y decidieron montar su propia Fábrica. Iniciaron la empresa con licores como son las Hierbas Ibicencas, la Rumaniseta y el aperitivo Palo entre otros. La elaboración de estos era mediante un alambique en el cual destilaban las plantas que ellos mismo iban a recoger al campo. Pasaron los años y su sobrino, Fernando Ferrer, empezó a aprender el oficio y desde hace aproximadamente 40 años es quien dirige esta pequeña empresa familiar con el mismo método de elaboración artesanal de siempre. Desde entonces, la Fábrica había estado siempre situada en el mismo lugar en la Avenida Santa Eulalia hasta que llego el momento de trasladarse a otro sitio (actualidad), Polígono industrial Can Bufí.

Historia de las Hierbas Ibicencas

Esta bebida era elaborada por la gente del campo en Ibiza hace ya más de 200 años. El procedimiento de elaboración era muy rudimentario y cada familia tenía su receta particular, que consistía básicamente en macerar un ramillete de plantas en el interior de una botella o garrafa de anís, por lo que era una bebida de consumo doméstico. A finales del siglo XIX y también a principios del siglo XX aparecen productores industriales que recopilan y mejoran la fórmula y elaboración de las hierbas ibicencas. En cuanto a consumo de licores se refiere, se trata de una gama de licores aromatizados con plantas aromáticas de la isla, plantas silvestres en su mayoría, se describe como una antigua costumbre en la isla de Ibiza, por lo que son muchas las revistas turísticas, gastronómicas y guías de las islas pitiusas se han interesado en este producto.